El empleo del OZONO está cada vez más extendido y cada vez más y más en ámbitos y sectores muy diversos. Los olores y los ambientes cargados son un verdadero problema en hoteles, residencias, restaurantes, baños, tiendas… Dichos olores y ambientes cargados crean un ambiente de desagrado por parte de la gente que se reúne y por lo tanto afecta en gran medida a la calidad y el servicio que estas habitaciones y establecimientos ofrecen.


El OZONO actúa eliminando y destruyendo el origen del olor (compuestos químicos, bacterias, etc. y cualquier microorganismo presente en el aire) y, también, desinfecta e higieniza estos espacios al igual que se hace en el entorno industrial. Las principales ventajas de un generador de ozono son que funciona solo con electricidad (con un consumo mínimo), que es altamente efectivo y además no deja ningún producto residual. Esta gran efectividad está relacionada con la calidad de los equipos a la hora de producir de forma constante y adecuada el ozono necesario para una correcta desinfección, desbacterización y eliminación de olores.

Si quiere saber más acerca del Ozono